El nuevo Giulia de Alfa Romeo

Alfa Romeo Giulia

Evolución y tradición. Esos son los dos conceptos que podrían enmarcar al nuevo Giulia de Alfa Romeo que combina en cada uno de sus componentes la innovación y la vanguardia sin renunciar a los 105 años de historia de la marca italiana.

El diseño del nuevo Giulia expresa las tres características típicas del diseño italiano: el sentido de la proporción, la sencillez y la calidad de las superficies.

Esto, sumado al tradicional equilibrio del peso (50/50) de Alfa Romeo y la tracción trasera, suponen que el motor y la mecánica se sitúen entre los dos ejes (la distancia entre ejes del Giulia es la más alta de su categoría), y marcan el resto del diseño del vehículo: capó y guardabarros delanteros largos, guardabarros traseros robustos, habitáculo inclinado hacia atrás, etc.

Garantizar un manejo seguro y emocionante han sido tradicionalmente las guías de Alfa Romeo para equipar sus vehículos. En el nuevo Giulia incorpora la tecnología Torque Vectoring que, con doble embrague, permite controlar por separado el par de cada rueda. También es novedad el sistema de frenado integrado, que combina el control de estabilidad con el servofreno tradicional, consiguiendo una distancia de frenado mínima.

Además, incorpora un renovado selector Alfa DNA que permite elegir entre: Dynamic, Natural, Advanced, Efficient y Racing (para versiones de altas prestaciones). Y es que el nuevo Giulia tiene un destinatario claro de sus prestaciones: el conductor. Todos los detalles se centran en él. Como por ejemplo también muestra el hecho de que los principales mandos estén también incorporados al volante.

Alfa Romeo siempre ha apostado por la innovación en sus motores. Por ello, el nuevo Giulia alberga un motor único, ingenio puro de Ferrari.

Es un turbo gasolina de 6 cilindros, 510hp y que pasa de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. Aunque los datos parezcan abrumadores, este motor presenta un consumo bastante eficiente por la incorporación del sistema de desactivación de los cilindros de control electrónico. Además, el motor, tanto diésel como gasolina, está totalmente hecho de aluminio para reducir el peso y conseguir el sonido clásico de un Alfa Romeo.

El nuevo Giulia ha conseguido una distribución perfecta del peso (50/50) entre los dos ejes, como se comentaba al comienzo de este artículo, y esto es una garantía de la experiencia de conducción típica de Alfa Romeo.

Alfa Romeo ha querido agrupar las características más destacables del nuevo Giulia bajo este eslogan. El nuevo Giulia garantiza una conducción emocionante al mismo tiempo que el conductor se siente arropado por la tradición de la mecánica más firme.

Y esta mezcla de tradición e innovación que envuelve al nuevo Giulia de principio a fin, Alfa Romeo la ha querido plasmar también presentando un nuevo logo, cuyo emblema se ha renovado exteriormente pero su contenido y rasgos distintivos no se han alterado lo más mínimo mostrando así, nuevamente, todo el respeto a la historia de la marca italiana.