Philip Mulryne fue jugador del Manchester United y hoy es sacerdote

Se estuvo preparando 8 años para ser sacerdote

Aunque a muchos no les suene conocido el nombre de Philip Mulryne, el norirlandés fue un exitoso futbolista profesional, quien en 1997 inició su carrera como jugador profesional y lo hizo nada más y nada menos que con el poderoso Manchester United, 12 años después dijo adiós a las canchas de futbol y comenzó a prepararse para una nueva vocación, la de ser sacerdote. 

Philip Mulryne como sacerdote. Foto: Marca
Philip Mulryne como sacerdote. Foto: Marca

El originario de Belfast, Irlanda del Norte, fue ordenado sacerdote de la orden dominicana de la iglesia católica en una ceremonia multitudinaria tras estar 8 años preparándose para ser padre.

En 2009 colgó los botines a los 31 años de edad y entonces Philip Mulryne inició con su preparación religiosa, al ingresar al seminario de San Malaquías en su pueblo de origen, posteriormente  se movió al Pontificio Colegio Irlandés, en Roma, para aprender de teología y ahí fue cuando decidió dedicarse de lleno a la religión.

La carrera de Philip Mulryne

Philip Mulryne disputando un duelo con Irlanda del Norte: Foto: Marca
Philip Mulryne disputando un duelo con Irlanda del Norte: Foto: Marca

A los 14 años fue descubierto por visores del Manchester United y estos lo invitaron a hacer pruebas con los “Red Devils” y al ver su gran talento, Mulryne fue contratado por el famoso equipo británico y en 1997 hizo su debut como futbolista profesional.

Estuvo tres temporadas con el equipo dirigido por Alex Ferguson, sin embargo al recibir pocas oportunidades, por estar detrás de grandes figuras como David Beckham, Paul Scholes, Roy Keane y Ryan Giggs, por lo que fue traspasado al Norwich City.

En el Norwich City vivió los momentos más brillantes de su carrera, tanto que fue convocado por la Selección de Irlanda del Norte, participando en 27 partidos oficiales y convirtiendo tres goles, en el ocaso de su carrera  jugó para equipos como Cardiff City, Leyton Orient y King’s Lynn, pero decidió dejar atrás su vida en el futbol y lujos para hacer un cambio radical.