O.J. Simpson podría salir de prisión

La ex estrella del fútbol americano pedirá libertad condicional.

O.J. Simpson saldrá de prisión en octubre próximo siempre y cuando un comité judicial apruebe su libertad condicional este jueves, esto tras cumplir nueve años de sentencia por robo a mano armada y secuestro.

La es estrella de fútbol americano de 70 años, quien es recordado a nivel mundial por su polémica absolución en 1995 por el asesinato de su exmujer y un amigo de ella, se presentará ante la Comisión de Libertad Condicional del estado de Nevada.

Ya han transcurrido más de 20 años después del llamado “juicio del siglo”, en el cual Orenthal James Simpson fue hallado culpable y sentenciado a entre nueve y 33 años de cárcel por irrumpir en una habitación de un hotel en Las Vegas junto a un grupo de hombres armados, tomar por asalto artículos deportivos que él aseguraba le habían robado y se encontraban en posesión de dos coleccionistas.

Para que se le sea concedida la libertad condicional, al menos deben ser cuatro de los siete miembros de la junta los que deben votar a favor. Si esta es concedida, saldrá del penal Lovelock el uno de octubre y será supervisado por un oficial.

El fiscal que estuvo encargado de ponerlo tras las rejas, David Roger, quien hoy se encuentra retirado, ha mencionado que lo más probable es que sea liberado. “Creo que nueve años es un buen confinamiento para sus cargos“, fue lo declarado al diario New York Post hace dos semanas.

El sucesor del fiscal, Steve Wolfson, ha coincidido con lo dicho por su predecesor. “Es un excelente candidato para liberación“, dijo a la AFP el responsable, que aseguró además que su despacho no objetará el pedido.

Esta no es la primera ocasión en la que O.J. Simpson se para frente a la comisión de Libertad Condicional.

En julio del 2013 pudo recibir el beneficio en los cargos de robo y secuestro a mano armada, aunque aún debía cumplir con cuatro años más de cárcel.

En ese momento, la corte destacó su buena conducta en prisión, además de la participación en actividades penitenciarias y la ausencia de condenas anteriores.