Don Francisco conducirá congreso educativo en el Vaticano

Don Francisco en Teletón

La educación es la única manera de mejorar la calidad de vida de los latinoamericanos, afirmó el animador chileno Don Francisco, quien conduce desde hoy el IV Congreso de Inclusión Educativa en el Vaticano

“Uno de los problemas de la humanidad es la falta de igualdad y sin educación con toda la tecnología actual y los avances del mundo, la gente se queda a margen de la vida”, señaló a Notimex Mario Kreutzberger.

El comunicador de 74 años advirtió que “con la globalización, si no se concreta la integración va a ser muy difícil que la humanidad progrese. 20 por ciento de la población mundial vive en la pobreza”.

Don Francisco, creador del programa “Sábado Gigante” fue invitado por el Papa Francisco para conducir el IV Congreso Mundial de Scholas Occurrente, del 2 al 5 de febrero en el Vaticano bajo el lema: Responsabilidad social educativa, un compromiso de todos los actores.

Pese a que no es católico, este hijo de padres judíos alemanes, dijo sentirse “orgulloso” con la invitación, y ser un gran admirador del Papa Francisco.

“Gran parte de la labor del comunicador es precisamente ponerse al servicio de la causas importantes”, señaló Don Francisco, quien también es promotor de cruzadas solidarias como el Teletón.

Pese a su calidad judía, la relación de Don Francisco con la Iglesia Católica ha sido amplia, pues su programa “Sábado gigante” fue producido en exclusiva durante cinco décadas por la Universidad Católica de Chile, y hoy llega a 43 países latinos.

“Siempre he estado muy relacionado con la problemática de la Iglesia Católica”, señaló el animador, quien en 2002 recibió la medalla Benemerenti por el Papa Juan Pablo II (que se otorga a servidores excepcionales de la Iglesia Católica), como la primera persona no católica que recibe tal honor.

El IV Congreso Mundial de Scholas Occurrente tiene como fin presentar proyectos basados en los aprendizajes de distintas experiencias sucedidas en los cinco continentes.

La idea es hacer converger cientos de culturas para trabajar en alcanzar la paz. Actividades deportivas, artísticas y de tecnología se tomarán la Plaza de San Pedro, en donde se expondrán investigaciones de todo el mundo en distintas áreas.