Mientras Rubí vive su momento de fama, su abuela es pepenadora

La abuela de Rubí tiene 97 años

No cabe duda de que la vida de Rubí Ibarra ha cambiado mucho en los últimos tiempos, pues después de que se celebró su fiesta de XV años se ha convertido en toda una celebridad, es cantante, sin embargo no todo lo que brilla es oro, pues el periódico Excélsior ha revelado que mientras ella disfruta de la fama, su abuela es pepenadora.

El nombre de su abuela es Demetria García Puente, quien tiene 97 años y que al ser entrevistada por el diario mexicano, ha mostrado la miseria en la que vive y mientras su nieta sigue haciéndose cada vez más y más famosa ella tiene que cuidar a un hijo enfermo, quien acaba de ser operado de cataratas.

La señora Demetria se dedica a la recolección de plástico y basura y asegura que cuando son buenos los días recauda poco más de 90 pesos, con lo que ella y su hijo compran fideos, papas o frijoles, pero que hay días en los cuales no les alcanza ni para comer, contrastante a comparación del momento de Rubí.

Después de esta publicación de Excélsior, la joven ha sido duramente criticada por parte de las personas en las redes sociales, ya que ella ha asegurado que con su fama le gustaría ayudar a los suyos a salir adelante, pues parece que a su abuela no.

Por otra parte tanto su abuela paterna como su tío aseguraron que no fueron invitados a la fiesta de XV años, debido a que son pobres y les da pena decir que son sus familiares y mientras ellos sufren para poder comer, ella  se ha lanzado como cantante de reggaeton con su tema “No quiero nada”.

Esta es el tema que interpreta Rubí Ibarra:

Ser feliz no es tener una vida perfecta….👍❤ Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida a pesar de todas las dificultades❤❤

Una publicación compartida de RUBI IBARRA (@rubi.ibarraoficial) el

También podría gustarte