Respuesta de Alex Campos ante críticas por concierto en El Vaticano

Alex Campos y Martín Valverde en concierto en El Vaticano

Muchas fueron las críticas que se despertaron contra el cantautor cristiano, Alex Campos, luego de su concierto en un evento católico organizado por el Papa Francisco en El Vaticano junto al cantante católico Martín Valverde.

Personas de la iglesia cristiana se sintieron ofendidos por la participación de Campos en un evento fuera de su denominación llamándolo traidor e incluso apóstata, sin embargo, muchos colegas del adorador acudieron a respaldar su decisión entre los que se incluye Jesús Adrián Romero llamando a la tolerancia, amor y respeto.

Alex Campos decidió responder a las críticas y a la ignorancia de su público con mucho amor y haciendo una simple pregunta ¿Qué haría Jesús?, esta es la respuesta del colombiano ante las duras críticas:

¿Qué haría Jesús?

Pise una iglesia evangélica cuando apenas tenia 10 años de edad, recuerdo que siempre me llamó la atención la música que escuche allí, era algo hermoso que siempre hacía que todos mis sentidos se enfocaran en ella. Creo que fue la forma en la que Dios me atrajo a sus brazos de amor. Disfruté mucho estar en ese lugar, me sentía seguro, amado y fue el lugar que me enseñó no solo a saber de Dios, sino a conocer a Dios. Después de algunos años comencé a ver que existían otras iglesias y por alguna razón de propiedad tal vez, siempre sentí que la mía era la mejor y que fuera de allí Dios no estaba de la misma forma como en aquella mi iglesia. Por algunas razones personales y económicas tuve que cambiar de comunidad, cambiar de iglesia; me costó mucho digerirlo y aun mas, aceptar que aun aquella nueva y pequeña iglesia era lo que Dios tenía para mí. Endurecí mi corazón y me resistí a entender que Dios estaba allí en ese lugar. Tome la actitud de necio al querer comparar aquellas dos iglesias: que la música es mejor allí, que aquí si hay milagros y en aquella no, que allá son mas espirituales, que aquí son muy legalistas, etc… siempre tendí a querer saber cual era la mejor; y creo que aun nosotros como líderes a veces mandamos indirectas o directas a la gente, haciéndoles pensar que nuestra iglesia es la única y la mejor. Esta bien que nos sintamos alegres y orgullosos de poder tener una iglesia hermosa con líderes que amamos y admiramos; pero, no debemos señalar a otros como menos y aun atrevernos a cuestionar si aman o no aman a Dios.

En estos 17 años de estar sirviendo a Dios he conocido cientos y cientos de congregaciones alrededor del mundo, todas diferentes: unas mas radicales, otras con énfasis en la adoración, otras en los milagros, algunas con grupos de hogar, otras con multitudinarias reuniones, conservadoras, radicales, socialistas, misioneras, apostólicas, evangelizadoras, familiares etc. He escuchado y visto muchas formas de trabajo y estilos, todas dentro del marco de la iglesia cristiana evangélica. Entre el año 2003 y 2004 llegaron invitaciones que por primera vez se salían del marco en el cual me había movido y que igualmente me sentía cómodo. Recuerdo dos en especial: una a tocar en un lugar llamado Salamandra, un lugar muy popular ya que era una discoteca, si una discoteca leíste bien; creo que la misma pregunta que te estas haciendo ahora me la hice mil veces en esos días, yo soy cristiano, no tendría nada que hacer en un lugar como esos, me sentí incómodo ya que esto no se trataba de mi circulo al cual pertenezco. Acepte ir, bajo algunas condiciones y entendiendo que llevarían a varios hermanos en la fe para hacer un evento diferente; ¡que tonto!. Solo pensarlo y escribirlo me da pena ajena. Nosotros como cristianos no necesitamos pensar en tener que ir a lugares de estos para hacer reuniones diferentes o entretener a los jóvenes con cosas parecidas a las que nos ofrece el mundo. Aunque el plan fue ese, Dios tenia otros planes con aquella invitación. Cuando llegamos al lugar, la mayoría de las personas no conocían a Jesús y gracias a Dios por eso, aunque en ese momento no sabia que hacer, me preguntaba, ¿que voy a decir?, ¿que voy a cantar?. Estaba tan confundido y deseé no haber estado allí. Al terminar el concierto aquel lugar oscuro con aroma a tabaco y licor, se había convertido en un lugar de adoración y entrega al Señor. Veía la gente llorando, viniendo a los pies del Señor, interesante, verdad?. Estaba impactado y medio confundido aun; acaso Jesús había entrado aquel lugar sucio y lleno de tanta oscuridad para encontrarse con esos chicos? Como alguien tan Santo y Bueno podía estar en aquel horrible lugar?
La otra invitación fue a tocar en vivo en unos de los capítulos de una serie muy conocida en toda Colombia. Déjame explicar que no era ninguna serie o programa cristiano. Pero allí también cantamos; recuerdo que entre corte y corte se me acercaban algunos actores para preguntar por Dios, algo especial El estaba haciendo en medio de estas personas, y algo aun mas grande, era saber que aquel pequeño mensaje llegaría a miles de hogares como nunca antes. Aquella aparición en televisión nacional causó tanta controversia y polémica, que la mayoría de las iglesias en todo Colombia me señalaron de mundano y algunos un poco mas fuerte, satánico. No te miento, me dolió mucho ya que amo la iglesia de Dios, y ver como aun amigos me dieron la espalda fue algo que tuve que llevar por algún tiempo.

Han pasado ya varios años, y los frutos que hemos visto en miles y miles de personas que se han acercado y conocido de Dios a través de nuestro trabajo, ha sido algo increíble y gratificante. Nunca imaginé que mi música sonaría en lugares que no fueran recintos “cristianos”, pero sus caminos han sido diferentes a los que yo pensaba que eran. Mi fe siempre ha estado basada en el amor de Jesús para mi vida y en la obra maravillosa que El hizo en la cruz y es lo que plasmo en mis canciones; pero por alguna razón divina, mi música llega a lugares que jamás imaginé. Hoy entiendo mucho mas este pensamiento, “la medicina se hizo para los necesitados”.

En estos días recibí una nueva invitación, no a un evento cristiano evangélico, no a la entrega de algún premio, no a una discoteca o bar, no a tocar en la calle o frente al mar. La invitación era para cantar en el Vaticano en un evento cultural y religioso avalado por el Papa. Y como en los viejos tiempos volví a estar en una posición incómoda y difícil. Lo primero que pensé es decir no, para no causar lío y controversia; igual lo consulte con algunos amigos y líderes que respeto mucho y entre ellos mi Pastor y me respondieron con una pregunta; ¿Que hubiera hecho Jesús? Y aunque puedas o no estar de acuerdo, Jesús hubiera dicho que si!. Si estudias los evangelios, vemos que Jesús siempre fue controversial, ya que la mayoría de veces visitó lugares no muy bien vistos para los religiosos y fariseos.

Se que mucha gente habla de “Ecumenismo”, pero por lo que leo en sus comentarios, veo que no conocemos bien este concepto. No quiero entrar tampoco en la polémica de hablar de ecumenismo, de lo que pienso o lo que puedes pensar tu. Creo que necesitaríamos paginas enteras y aun así no terminaríamos de hablar todo lo que cada uno opina con respecto al tema. Pero si quiero hablarte de mi fe y lo que creo. Creo en Dios padre, Dios hijo y Dios Espíritu Santo, creo que Jesús murió por mi en la cruz y hoy puedo ser llamado su hijo; creo que soy luz y sal para esta tierra, creo que soy Sus manos, Sus pies, Soy su voz, un canal donde El puede llegar a quienes lo necesitan, evangélicos, impíos, ateos, musulmanes, religiosos, católicos, pastores, sacerdotes, deportistas, músicos, filósofos, homosexuales, narcotraficantes, guerrilleros etc etc etc. Como escribió Isaías refiriéndose a Juan el Bautista, Es una voz que clama en el desierto: “¡Preparen el camino para la venida del SEÑOR! ¡Ábranle camino!. Eso somos, eso soy. Somos embajadores de su reino, somos sus testigos en cada rincón de esta tierra.
No fue fácil para mi estar allí en Roma, era algo totalmente nuevo para mi; Aunque lo cuestione varias veces en mi silencio y no entendía totalmente mi visita a este lugar; Entendí que Jesús me quería allí. seguramente y como lo ha hecho siempre, El estuvo allí conmigo. Levantar mi voz y mis canciones es lo que debo hacer donde sea que El me lleve.

Entiendo que hay gente que admira lo que hago y otras que no, otras que te animan y otras que te juzgan, pero escribo estas líneas para que no entres en controversias necias y que en vez de mostrar el amor de Jesús, mostramos división en medio de la iglesia cristiana evangélica. Si no estas de acuerdo, ora al Padre para que nos guíe cada día, si estas de acuerdo, ora al Padre para que siga guiando nuestro camino.

Paz a tu corazón y bendiciones a cada uno de ustedes.

Alex Campos

Marcos 16:15-18 “Les dijo: «Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado. Estas señales acompañarán a los que crean: en mi nombre expulsarán demonios; hablarán en nuevas lenguas; tomarán en sus manos serpientes; y cuando beban algo venenoso, no les hará daño alguno; pondrán las manos sobre los enfermos, y éstos recobrarán la salud.»”

2 Tim 2:14 “No dejes de recordarles esto. Adviérteles delante de Dios que eviten las discusiones inútiles, pues no sirven nada más que para destruir a los oyentes.” (sic).

El mensaje del cantante dejó en claro la importancia del amor que debe ser la base de la fe de todo cristiano.

¿Tú qué opinas?