10 sencillos tips para ser feliz

Deja de poner la atención en todo lo que es malo, de lo que puedes compadecerte o conseguir simpatía

Científicos, psicológos, hombres comunes y corrientes, durante siglos la búsqueda de la clave de la felicidad ha sido tremendo tema. Pero ser feliz es mucho más fácil de lo que parece, radica en los pequeños detalles. Aquí algunos tips:

  1. Haz más de lo que te gusta. Comienza y termina con complacer a ti mismo. Sé un receptor más ágil de toda la delicia que esta vida tiene para ofrecerte.
  2. Drama queen. No, por favor. Deja de poner la atención en todo lo que es malo, de lo que puedes compadecerte o conseguir simpatía.
  3. Elige ser feliz. Sí, el meollo del asunto es la simple elecciónBonnie Ware, trabajó en cuidados paliativos acompañando a pacientes a quiénes les quedaban pocos meses de vida. Descubrió que el arrepentimiento era el común denominador de estas personas. Justo antes de la muerte, la gente valora la vida.
  4. El éxito no te hacer ser feliz, sin embargo, ser feliz sí te hace exitoso. La presión cultural y social al respecto, nos ha llevado a creer que un título, un rol, una posición en una empresa, un cheque gigante a fin de mes, cambia el paradigma.
  5. Paz. Siéntate a absorber la tranquilidad. Al principio puedes sentirte incómodo, pero cuanto más lo haces, más te conectas contigo mismo.
  6. Acéptate. Aceptarte tal y como eres es también un paso crucial para querer a las demás personas, porque si uno no se quiere a sí mismo es imposible querer a otros.
  7. Sufre (si es necesario). Si bloqueas una emoción, bloqueas todas las emociones, por lo que la experiencia es más apagada o incluso deprimente… No te escondas del dolor, permítelo.
  8. Eres digno de ser feliz. Si eres de esas personas que tienen fobia acerca de la felicidad, como si tuvieras que luchas contra los titanes y sufrimiento en la vida antes de considerarte digno de ser feliz, recapacita.
  9. Actívate. Literalmente, haz algo físico. Estimula tu vida.
  10. Concéntrate en el camino, no en la “meta”. Puedes pensar que tienes que lograr el destino, alcanzar la meta para merecer la felicidad. Nunca llegas al destino cuando estás esperando ser feliz.