Aceite de coco: tu mejor amigo

Hay muchos usos que el aceite de coco puede tener, nosotros te mencionamos algunos.

Comienza a utilizar el aceite de coco como un aliado para tu belleza, lo puedes utilizar para tu cabello, tu piel, tu sonrisa, tu cara, en todo tu cuerpo. El uso constante actúa como magia, es una maravilla.

 

Para tu cabello:

Acondicionador: Este aceite contiene vitamina E, K y hierro. Lo cual acondiciona profundamente tu cabello, aplícalo a temperatura ambiente como una pasta gruesa o caliente, y dejalo que el cabello absorba.

 

Para evitar la caspa: El ácido grasos del aceite de coco lo convierten en una poción ideal para el cabello con caspa y el cabello dañado. Combinalo con tu shampoo para que de un mejor efecto.

 

Para tu piel:

Humecta: Aplícala sobre la cara o el cuerpo, el aceite de coco funciona como un humectante natural que repone la piel, aliviando la sequedad.

Anti-envejecimiento: El aceite de coco ayuda a retardar el proceso de envejecimiento, manteniendo la piel hidratada, suave, flexible y brillante.

 

Para tu cara:

Desmaquillante: El aceite de coco es muy funcional para quitar el maquillaje. Es buenísimo para quitar el rímel waterproof y el maquillaje de los ojos. Los removerá de inmediato, además es natural.

Crema para el contorno de ojos: La piel que está alrededor de nuestros ojes es muy sensible y con el tiempo muestra signos de arrugas, líneas de expresión o patas de gallo. Las propiedades hidratantes del aceite de coco previenen la aparición de arrugas, mientras hace una barrera protectora de la piel.

 

Para tu sonrisa:

Blanqueador: Utiliza el enjuague durante varios minutos, funciona para blanquear los dientes. Además es un antibacterial, ayuda a prevenir la acumulación de placa que causa la caries en nuestro dientes.

Bálsamo de labios: Si tienes los labios agrietados utilízalo. Es una buena idea para hidratar tus labios, además de nutrirlos quita las gritas y las escamas de tus labios. No tendrás que utilizar otra cosa.