Acelgas para delgazar rápidamente, aquí unos sabrosos tips

La acelga es una hortaliza ideal para realizar dieta y adelgazar en forma natural.

Las acelgas son una planta comestible perteneciente a la familia de las quenopodiáceas originaria del sur de Europa.

La acelga es muy utilizada, en la actualidad, en el mundo gastronómico para la preparación de ensaladas, jugos, entre otros.

Propiedades curativas

De esta planta se utilizan las hojas con fines medicinales, las cuales se elaboran decocciones, tinturas y emplastos. La acelga estimula y favorece la eliminación de orina y de materia fecal, alivia las alergias y provoca sudor.

La bebida de las hojas alivia las irritaciones de las vías digestivas y la flatulencia, mantiene en buen estado de funcionamiento el estómago y el intestino grueso y es remedio excelente contra el estreñimiento.

El emplasto de hojas frescas lavadas y machadas calma el dolor y las inflamaciones externas, la hinchazón, los granos, las heridas en la piel y las hemorroides.

Por su gran contenido de hierro y su acción preventiva del estreñimiento, es una sana costumbre consumir ensaladas con un buen contenido de hojas de acelga para prevenir la anemia o para su tratamiento.

Receta saludable con acelga #1: Flan de acelgas

Ingredientes
1.300 g de acelgas
80 g de parmesano rallado
2 huevos
20 g de mantequilla
nuez moscada
sal

Preparación

Cocer las acelgas en una cazuela ancha y baja, sólo con el agua de aclarado.Escurrirlas y batirlas completamente. Añadir el parmesano, salar y, si se desea, añadir un poco de nuez moscada.Incorporar los huevos.

Untar de mantequilla un molde de corona de 3/4 de litro de capacidad y verter en él el preparado. Cocer en el horno microondas a intensidad media, durante 25 minutos, volteando el molde de vez en cuando. Dejar reposar 3 minutos, luego desmoldar sobre la bandeja.

Receta saludable con acelga #2: Torta integral rellena de acelgas

Ingredientes (para seis personas)
650 g de pencas de acelga
350 g de harina integral
160 g de mozzarella
80 g de queso leonés
20 g de levadura de cerveza
3 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
sal

Preparación

Limpiar y lavar cuidadosamente las pencas en agua fría corriente varias veces, cortarlas en tiras finas, cocerlas en un poco de agua hirviendo durante 15 minutos, escurrirlas y aplastarlas con el dorso de una cuchara de madera hasta que pierdan por completo el agua de cocción.

Sobre el mármol verter la harina en forma de lluvia, en el centro poner la levadura de cerveza troceada, diluirla con una cucharada abundante de agua tibia y una pizca de sal.

Mezclar bien, añadiendo un poco de agua tibia, hasta obtener una pasta suave, añadir dos cucharadas de aceite y trabajar la pasta hasta que se incorpore bien.

Con el rodillo, extender una lámina fina y formar dos discos; con uno forrar una tartera untada de mantequilla; colocar encima las pencas aromatizadas con un poco de aceite y de sal, luego la mozzarella y el queso leonés en dados. Cubrir con el otro disco, unir los bordes formando una especie de cordón y cocera.