Debes saber los beneficios para tu salud si comes almendras remojadas

Para aprovechar al máximo todos sus nutrientes, debemos dejarlas en remojo durante la noche.

Las deliciosas almendras son tan nutritivas y prácticas que es ideal incluirlas en nuestra alimentación. Están cargadas de proteína, fibra, ácidos grasos y un sin fin de beneficios para la salud.

Las almendras son esos frutos secos que tanto cuidan de nuestra salud. De hecho, su popularidad y sus beneficios son tan conocidos que ya es común para muchos de nosotros consumir a diario bebida de almendras.

  • Ahora bien, hay un dato curioso que debemos conocer:  para aprovechar al máximo todos los nutrientes, debemos dejarlas en remojo durante la noche.
  • Gracias a ello, podemos eliminar esa cáscara marrón que la protege y que, a su vez, actúa como inhibidora de las enzimas naturales de la propia almendra.
  • Además, al remojar las almendras estas se suavizan y son más fáciles de masticar y digerir.
  • Solo con consumir 5 almendras remojadas al día potenciaremos nuestra memoria, conseguiremos vitamina E, cinc, calcio, magnesio y ácidos grasos esenciales omega 3.

¿Cómo se remojan?
La almendra cruda se tapa con el doble de agua. Es decir, si remojan una taza de almendra cruda y seca, le ponen 2 tazas de agua aproximadamente. Se dejan remojando toda la noche y al día siguiente las escurren, se enjuagan y guardan en el refrigerador. Además, saben más ricas, están más suaves y nos duran más congeladas.

Los beneficios

Las grasas monoinsaturadas y esos ácidos grasos omega 3 presentes en las almendras nos ayudan de muchos modos a la hora de perder peso:

  • Aportan saciedad.
  • Evitan el estreñimiento.
  • Nos ayudan a digerir las grasas.
  • Fortalecen la masa muscular evitando así la clásica flacidez.
  • Combaten el síndrome metabólico.