Beneficios de la terapia del beso

Beneficios de la terapia del beso

¿Ya conoces la terapia del beso? Es un tratamiento que te ayuda a mantener la buena salud y a ser muy feliz. ¡Presta atención a los beneficios!

Cuando besas a otra persona una parte del cerebro es estimulada liberando oxitocina en el torrente sanguíneo, lo que produce sensación de placer.

Según la organización británica Relate la oxitocina interviene en el enamoramiento, orgasmo, parto, amamantamiento y se relaciona con el afecto, ternura y el acto de tocar.

Los besos apasionados liberan adrenalina y aumentan el ritmo cardíaco, la tensión arterial y el nivel de glucosa en la sangre.

Relate indica que los besos aportan beneficios a la salud para combatir la tristeza. Mientras más apasionados, seductores, excitantes y largos sean los besos, más adrenalina se libera aumentando las propiedades positivas.

También se producen endorfinas provocando la alegría, bienestar y euforia. Debido a todo esto, un beso alivia la el estrés, modifica la percepción de las cosas y reduce la depresión.

Pero esto no es tan simple, para que la terapia de besos tenga ese efecto positivo, es necesario que sea recíproco y esté combinado con sentimientos.

Sin duda, es uno de los remedios naturales más placenteros al alcance de los labios. Y si aun no te convences de esta terapia, te compartimos más sobre los beneficios de besar:

  • Estimula el flujo de la saliva, neutraliza el azúcar de los alimentos que puede haber quedad en los dientes, y disminuye la acumulación de la placa. El resultado de esto son dientes más blancos y brillantes que se lucirán con la gran sonrisa que te dejará el beso.
  • Cuando compartes la saliva con alguien más, tu sistema produce histamina para combatir las reacciones alérgicas y gérmenes.
  • Un beso pone en movimientos tus 34 músculos del rostro haciendo que quemes el azúcar con mayor rapidez. Por cada 10 minutos de besos quemas 10 calorías. También logras tonificar las mejillas y mandíbula para evitar la flacidez.
  • Las terminaciones nerviosas presionadas estimulan la relajación y reducen la ansiedad.

Sobre todo, es muy buen indicio de tu química con la otra persona. Así que, ¿te apuntas a la terapia? Serás más feliz y ni sentirás que es un tratamiento.