Algunos remedios caseros y naturales para disminuir las pecas

Las pecas son pequeños puntos que contienen altas cantidades de melanina, la proteína que es responsable de la pigmentación en la piel.

Las pecas son pequeñas manchas de color marrón causadas por el sol; se trata de una acumulación anormal de pigmento en un punto de la dermis.

En la superficie de la piel, los seres humanos tenemos células productoras de pigmentación, llamadas melanocitos; en efecto, estas células producen pigmentos de melanina con los que alimentan los queratinocitos, las células de la dermis que forman la barrera exterior de nuestra piel.

Normalmente las pecas aparecen en personas con piel sensitiva al sol.Estas personas se queman fácilmente cuando se exponen a los poderosos rayos del sol.  Son más comunes en pieles claras y sobre todo en personas pelirrojas o rubias.  Son igualmente comunes en hombres y mujeres.

Agua oxigenada
El agua oxigenada sirve para borrar manchas en la piel y también pecas. Pase una algodón mojado con agua oxigenada por su cara antes de acostarse.

Jugo de berros o de perejil
Se aplica el juguillo de los berros o del perejil durante la noche antes de acostarse y se lava al día siguiente.

Borrar las pecas con cerveza calientita
Se pone a calentar la cerveza a baño marí­a por unos cuantos minutos. Cuando está calientita (no muy caliente, solo un poco más que tibia) se lava la zona donde desea quitar las pecas con la cerveza. Se necesita repetir por varios dí­as para ver resultados. Después del tratamiento se aplica un poco de aceite de ricino para proteger la piel.

Receta casera para quitar pecas
Cocer 1.5 cucharadas de raíz de rábano en polvo y una taza de nata (crema agria). Añada 1.5 cucharadas de avena en polvo. Aplique en la cara con un masaje suave.

La mantequilla o media crema ayudan a exfoliar la piel y por lo tanto a desvanecer las pecas.  Aplícate mantequilla sobre las pecas y déjala por 15 minutos.  Puedes hacerlo un vez por semana o más.

Jugo de limón
La vitamina C en el jugo de limón a ayuda a aclarar las pecas.  Diluye una cucharadita de jugo de limón en una cucharadita de agua.  Aplícate la solución sobre las pecas y déjala en la piel.  Puedes usarla todos los días.