Obtén un cabello lacio y protégelo con estos tips

Luce un cabello súper lacio como el de Kim Kardashian

A qué mujer no le gusta llevar un planchado de lo más lacio a un evento muy importante o simplemente lucir fenómenos para ir a una cita o ir a trabajar. La magia de tener un cabello lacio y con brillo se lo debemos a las extraordinarias planchas que además las podemos usar de otras formas para que obtener looks diferentes.

 

Si quieres un cabello tan lacio y escurrido como el de Kim Kardashian, pero sin dañar tu cabello, a continuación, te dejamos algunos consejos para utilizar la plancha sin maltratar tu pelo.

 

La calidad de la plancha

Hay muchas en el mercado pero cuando vayas a comprar una debes tener en cuenta la calidad. No tiene que ser la más cara pero si la que no maltrate tu cabello. Hay distintos tipos de planchas depende tu cabello.

  • Cerámica: Distribuyen mejor el calor, lo que hace menos probable que lo puedas quemar. Asegúrate que la placa esté hecha de cerámica y no solo cubierta con cerámica, de esta manera durará más.
  • Titanio: Son caras pero duran más. Tienen la propiedad de calentar más rápido y de manera uniforme. Son más recomendables para el cabello  grueso o abundante.
La temperatura

Es muy importante que elijas y tengas el control sobre la cantidad de calor que puede recibir tu cabello, todo según tu tipo de pelo.

  • Cabello delgado: Se recomienda empezar  con 80 °C  (176F) e ir aumentando la temperatura de a poco si no obtienes el resultado deseado. En todo caso, no debería ser superior a los 94 °C (200F)
  • Cabello grueso: Puedes usar mayores temperaturas, pero nunca debería estar por arriba de los 200 °C (395 °F)
Recomendaciones extras para un cabello lacio
  • Úsala en el pelo seco, nunca mojado para que no se queme.
  • Usa protector de calor sobre tu cabello antes de pasarte la plancha para protegerlo de daños futuros.
  • No sobre calientes tu cabello, no dejes la plancha mucho tiempo sobre tu pelo. Mantén la plancha en movimiento por la zona y máximo pásala de 2 a 4 veces dependiendo el grosor.
  • Deja descansar tu pelo de la plancha por lo menos dos veces a la semana (si es que lo haces diario). Lo mejor es que máximo ocupes la plancha de 3 veces a la semana.
  • Mantén limpia las placas de tu plancha para evitar que se acumulen residuos que terminen ensuciando el pelo.