Qué medicamentos no deben tomar las embarazadas

Qué medicamentos no deben tomar las embarazadas

Durante el embarazo hay ciertas restricciones de medicamentos que pueden ser dañinos para el bebé. ¡Toda futura mamá debe tomar sus precauciones!

Así como hay ciertos alimentos que se prohíben comer, al igual que el consumo del tabaco y alcohol, también hay medicinas que se deben descartar para cosas tan básicas como el dolor de cabeza o la fiebre.

Todos los medicamentos que no necesitan prescripción médica deben evitarse. Medicinas como el acetaminofenol, el aspartato, los corticoides, la insulina, la amoxicilina, el ácido clavulánico, la azitromicina y el ibuprofeno deben ser consultadas con el médico antes de ingerirse.

Mientras que medicamentos que no deben tomarse, a menos que el médico lo autorice en situaciones especiales, son la proclorperazina, la amikacina, el atenolol, la beclometasona, la betametasona, la carbamazepina, la codeína, el clonazepam, el fluconazol, el ketorolac, la dexametasona, la inmunoglobulina y la ciproflozacina.

El acenocumarol, el ácido acetilsalicílico (Aspirina), el diazepam, el valproico, el litio, la fenitoína, y algunos quimioterápicos son otros medicamentos que deben evitarse durante el embarazo.

Recuerda que siempre debes consultar con tu médico si tienes alguna complicación de salud.

Los bebés reciben todos los nutrientes de tu cuerpo, ¡y también recibirán cualquier otra cosa que ingieras!