Te damos algunas alternativas naturales al shampoo

Tienes varias opciones para sustituir el shampoo. Esto no significa que no debas lavarte el cabello.

En el mercado podemos encontrar tantas marcas y variedades de shampoo como tipos de cabellos que puede tener la gente. Todos estamos acostumbrados a utilizar el shampoo cuando nos lavamos el pelo, pero la verdad es que existen muchos sustitutos que no le tienen envidia a este producto.

Piensa que la mayoría de los shampoos no son más que detergentes parecidos a los que se utilizan para lavar los platos.

Estos son algunos consejos para probar alternativas al shampoo:

1. Bicarbonato de sodio

Es el mejor detergente natural. Pero es importante usar muy poca cantidad y no abusar de ella. El uso es muy simple: disolver una cucharadita de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia. Un poco de masaje en el pelo y enjuague. Tu cabello quedará sedoso como siempre.

2. Cerveza

Recomendada para aquellos que tienen el pelo rizado. La cerveza es de hecho capaz de dejar el pelo más suave.

3. Cepillo del pelo

Cepillar el pelo cada día ayuda a mantenerlo suave y con consistencia.

4. Zumo de limón

Es ideal para la limpieza y blanqueamiento del cabello. Exprimir el jugo, agregar agua, masajear y enjuagar. También ayudará a hacerlo más suave.

5. Aceite de oliva

Ideal para aquellos que tienen el pelo largo, pero seco. Una gota o dos (no más de eso), se aplica en el pelo para tenerlo más hidratado y brillante.

6. Ghassoul

El ghassoul o rhassoul es una variedad de arcilla que se usa en algunos países árabes para el cuidado de la piel y el pelo. Solo tienes que mezclarlo con agua caliente y conseguiremos una pasta que aplicaremos sobre la piel o el pelo.

7. Maicena

La maicena nos ayuda a que hagamos un “lavado en seco” del cabello. Nos permite quitarle la grasa o suciedad al pelo. Sólo tenemos que aplicar directamente la maicena sobre el pelo, masajearemos y después peinaremos para eliminar los restos.