Arabia Saudí califica de asesinato terrorista a musulmanes en Carolina del Norte

Dr. Mohammad Abu-Salha encabeza oraciones por la muerte de los 3 estudiantes musulmantes

La declaración, publicada por la oficial Agencia de Prensa Saudí, también condenó de acto “terrorista”, la muerte de dos personas en Dinamarca el sábado, una en un panel de discusión en el que participó un artista que caricaturizó al profeta Mahoma y otro fuera de una sinagoga.

En el vecino Catar, varios miles de personas realizaron el domingo una marcha en la capital, Doha, en solidaridad con las familias de las víctimas en Carolina del Norte. Los manifestantes pidieron protección contra los delitos de intolerancia para las decenas de miles de jóvenes árabes que estudian en Estados Unidos con becas financiadas por los gobiernos de naciones petroleras del Golfo Pérsico.

Deah Barakat, de 23 años, su esposa, Yusor Abu-Salha, de 21, y la hermana de ella, Razan Abu-Salha, de 19, fueron abatidos el martes por su vecino, Craig Hicks, de 46 años, un ateo confeso que criticaba a todas las religiones. Los familiares dicen que los tres fueron baleados en la cabeza en la casa de los recién casados, aunque la policía no ha dicho exactamente cómo murieron.

Los familiares de las víctimas han presionado para que Hicks sea acusado de delitos de intolerancia y el FBI participa en una investigación de los motivos. La policía local dijo que una disputa por estacionamientos y el fiscal federal de la región calificó los hechos de un “un incidente aislado”.

Sin embargo, el día antes del ataque, el principal instituto islámico en el mundo suní, al Azhar, dijo que las muertes fueron un “cobarde acto terrorista“.

Al Azhar, con sede en El Cairo, dijo que estaba profundamente preocupado de que pareciera que las muertes se debieron al “racismo y la islamofobia”.

De manera similar, la Organización para la Cooperación Islámica —con 57 miembros y el principal bloque de países musulmanes— dijo que las muertes destacan las preocupaciones sobre “el aumento de las opiniones contra los musulmanes y actos islamofóbicos” en Estados Unidos.