Cientos protestan por muerte de Antonio Zambrano-Montes en el estado de Washington

Protestas en el estado de Washington

Antes de la manifestación del mediodía, niños y adultos sostuvieron carteles escritos a mano reclamando justicia para Antonio Zambrano-Montes, quien según testigos huía cuando la policía le disparó el martes en un cruce muy concurrido.

Una gran pancarta colgada sobre un palco de música en el Volunteer Park decía “Paren la brutalidad policía: ¡¡¡Era solo una piedra!!!”. Y en carteles escritos a mano podía leerse “Usen formación, no armas” o “Buen policía te respetamos”.

Voceros de la comunidad pidieron una revisión completa del departamento de policía de Pasco y de sus agentes.

Félix Vargas, presidente de Consejo Latino, un grupo de líderes empresariales fundamentalmente hispanos, pidió una investigación federal sobre el tiroteo.

Tras el final de la protesta, el canal KNDO-TV informó que un pequeño grupo de manifestantes bloquearon el tránsito entre las calles 10ma y Lewis. Los agentes tomaron el control de la intersección sin que los activistas opusiesen resistencia. No se reportaron arrestos o mayores problemas.

Cuatro personas han muerto por disparos de la policía desde el pasado verano en esta ciudad agrícola de 68.000 habitantes, donde casi la mitad de la población es latina.

Tras la concentración en el parque, los asistentes corearon lemas y marcharon hacia Vinny’s Bakery, donde sucedió la balacera. La manifestación estuvo liderada por miembros de la familia Zambrano-Montes.

La familia del trabajador agrícola, que tenía nacionalidad Mexicana, presentó una demanda por 25 millones de dólares contra la ciudad de Pasco, el primer paso hacia una querella.

El juez de instrucción del condado de Franklin, Dan Blasdel, decidió ordenar una investigación, que sería abierta al público, con la esperanza de calmar “algunos de los temores e indignación de la comunidad”.

Aunque la investigación no comenzará hasta que la policía termine de reunir pruebas y tomar declaraciones a testigos, “va a hacer que toda esta investigación sea transparente”, dijo Blasdel.

El gobierno de México, que mostró su preocupación por el suceso, informó el domingo en un comunicado que la madre y una hermana de la víctima ya viajaron al estado de Washington y que la Secretaria de Relaciones Exteriores se ha comprometido “a brindarles la asistencia económica, logística y de asesoría legal que sea necesaria”.

Agapita Montes, la madre, dijo que su principal interés es la repatriación de los restos de su hijo para darle sepultura en México. El gobierno mexicano correrá con esos costes, añadió la nota.