Congresistas de EE.UU. apoyan diálogos de paz en Colombia

Noticias-hispanos-eeuu-apoya-dialogos-paz-colombiaDD

Congresistas de Estados Unidos reiteraron su apoyo a los diálogos de paz que lleva a cabo el gobierno de Colombia con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en La Habana, Cuba, desde hace algunos meses, informó la presidencial Casa de Nariño.

Los congresistas Rubén Gallego y Albio Sires expresaron su apoyo a las negociaciones de paz entre el gobierno y la insurgencia, en un encuentro con el embajador de Colombia en Estados Unidos, Luis Carlos Villegas.

El diplomático “recibió mensajes de apoyo a la transformación de Colombia y la reiteración de la intención de continuar trabajando por la relación entre los dos países”.

Villegas destacó “los avances de Colombia en materia de economía y seguridad, la importancia de la continuación del apoyo de Estados Unidos en un eventual posconflicto, y el rol de Colombia en la región como exportador de seguridad, especialmente en los países de Centroamérica”.

Remarcó también que ambos legisladores son “de especial importancia para los intereses de Colombia en el congreso norteamericano”.

Cabe resaltar que el congresista Rubén Gallego es el primer miembro de la Cámara de Representantes de origen colombiano, donde representa al séptimo distrito del estado de Arizona y hace parte del Comité de Servicios Armados. Una de las metas que se ha propuesto durante esta gestión como congresista es fomentar las relaciones entre Estados Unidos y Colombia.

Mientras que por su parte Albio Sires es representante del octavo distrito del estado de Nueva Jersey, además de ser el vicepresidente del Subcomité de Asuntos del Hemisferio Occidental en el Comité de Relaciones Exteriores de la Cámara de Representantes.

“Con estas reuniones, el embajador Villegas continúa con su misión de compartir información sobre el país con el cuerpo legislativo de uno de los aliados más importantes de Colombia en el hemisferio”, resalta el comunicado de la presidencia.

El gobierno de Juan Manuel Santos y las FARC negocian desde noviembre de 2012 una salida política a más de cinco décadas de guerra interna.