La Cruzada Nacional contra el Hambre cumple dos años de servicio

Programa de Comedores Comunitarios

A dos años de que inició la Cruzada Nacional contra el Hambre, es una realidad que cumple con 4.2 millones de personas que han mejorado su alimentación y condiciones de vida, aseguró Rosario Robles Berlanga.

La secretaria de Desarrollo Social destacó los avances de esa estrategia integral que, dijo, se refleja en los resultados de los 90 programas de alimentación, salud, educación, mejoramiento y servicios para la vivienda que realizan las 19 dependencias participantes.

En información difundida a través de su portal de Internet, la Secretaría de Desarrollo Social, encabezada por Rosario Robles Berlanga, detalló que el Programa de Comedores Comunitarios es el más emblemático de la Cruzada.

A la fecha, 627 mil 790 personas desayunan y comen en los cinco mil 792 comedores instalados en el país; aunado a ese esfuerzo se han establecido más de 10 mil escuelas de tiempo completo que cuentan con apoyo alimenticio y atienden a más de 1.2 millones de estudiantes.

Asimismo, para contribuir a mejorar la alimentación y nutrición, 732 mil familias cuentan con la tarjeta SINHambre, con la cual pueden adquirir 15 alimentos avalados por nutriólogos, en la red de tiendas Diconsa, en beneficio de 3.07 millones de personas.

En este marco, Diconsa ha recuperado su sentido de empresa social, con su contribución para mejorar las condiciones de vida de miles de personas a través de 130 Centros de Atención a Beneficiarios (Cabe), donde son atendidos 1.3 millones de derechohabientes.

Además, la empresa de participación estatal ha instalado mil 351 nuevas tiendas para llegar a 17 mil 11 en los municipios atendidos por la cruzada, mientras que cuatro mil 188 localidades son atendidas con la red de unidades móviles de la paraestatal.

A su vez, Liconsa incorporó a 2.6 millones de nuevos beneficiarios de leche fortificada y compra el lácteo a mil 845 productores, acción con la que fortalece las economías regionales, al tiempo que beneficia a los consumidores.

En cuanto al Programa de Inclusión Social, Prospera, la Sedesol detalló que ha incorporado a 713 mil 439 nuevas familias, lo que significa mejorar las condiciones de vida para casi tres millones de personas.

La Sedesol añadió que en línea con los objetivos de la Cruzada Nacional contra el Hambre, 204 mil 297 personas poseen ahora 52 mil 245 huertos familiares que les ayudan a mejorar su nutrición con alimentos frescos.

Este esfuerzo es complementado con el apoyo a dos mil 432 proyectos de estrategias de autoconsumo con animales de traspatio, en beneficio de 21 mil personas.

Mientras tanto, con la premisa de generar ingresos para mejorar la alimentación, se han pagado 45.2 millones de jornales de los programas de Empleo Temporal del Gobierno de la República y se han financiado 104 mil proyectos productivos.

Hasta la fecha, 85 mil habitantes de comunidades indígenas han recibido ocho mil 400 toneladas de alimentos, como maíz, frijol y sal.

Aunado a lo anterior, destacó que como elemento innovador de la estrategia y ante la realidad del desperdicio y pérdidas, la Cruzada antihambre ha recuperado varias toneladas de alimentos frescos en beneficio de 334 mil personas.

Así, por su carácter integral y su acción transversal, la Cruzada implica el esfuerzo coordinado y la participación de 19 dependencias federales que, trabajan para que 7.1 millones de personas mejoren sus condiciones de vida, además de la alimentación, subrayó.