Donald Trump llega a Francia para despejar la tormenta política que vive

El presidente de los Estados Unidos será el invitado de honor durante el desfile en los Campos Elíseos.

Aunque se viven tiempos de tormenta política en Washington, parecería que siempre es bueno hacer un viaje para aliviar tensiones, o por lo menos así lo hará en esta ocasión el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Este jueves Donald Trump ya ha arribado a París acompañado de su esposa Melania para hacer una visita de dos días, en la cual asistirán a las ceremonias de la fiesta nacional francesa.

El Air Force One aterrizó en el aeropuerto parisino de Orly, lo que le da inicio a las celebraciones por la entrada de los Estados Unidos a la Primera Guerra Mundial.

Trump, quien esta misma tarde comenzará con la parte diplomática de su visita, inmediatamente se dirigió a al embajada de los Estados Unidos para sostener algunas reuniones con militares y personal civil estadounidense.

Su esposa, quien se encontraba vestida con un elegante conjunto de falda y chaqueta color rojo, zapatos de tacón del mismo color, y el cabello recogido en un moño italiano, realizó una visita a un hospital de niños.

La agenda de Donald Trump en Francia se encuentra más que cargada, incluyendo una ceremonia militar de bienvenida en el palacio de los Inválidos, una visita a la tumba del emperador Napoleón, encuentros bilaterales y una cena en la torre Eiffel, lo que podría ayudar al magnate de 71 para que se despeje un poco de los problemas que tendrá que resolver o en su caso enfrentar de regreso a los Estados Unidos.