Expresidente de Guatemala, Alfonso Portillo, regresó a su país

El expresidente de Guatemala, Alfonso Portillo Cabrera, condenado a casi seis años de prisión en Estados Unidos por lavado de dinero, retornó ayer al país en donde sus seguidores lo recibieron como “héroe” nacional. Portillo

La comunidad guatemalteca recibió al expresidente como un héroe nacional.

Cabrera, un abogado y economista de 64 años, del departamento de Zacapa, es el primer ex presidente guatemalteco juzgado por corrupción en Guatemala y extraditado a Estados Unidos, donde fue condenado a cinco años y 10 meses de prisión.

Grupos de vendedores informales, sindicalistas, vecinos de su tierra natal y seguidores políticos prepararon una gran recepción para el hijo pródigo, quien gobernó Guatemala de 2000 a 2004.

Según sus más entusiastas simpatizantes, Portillo Cabrera fue condenado “injustamente” por la justicia estadounidense a raíz de una confabulación de oligarcas guatemaltecos y del gobierno estadounidense.

Portillo Cabrera llegó por la noche alrededor de las 21:00 horas en un vuelo comercial. A su llegada ofreció una rueda de prensa en el salón de protocolo del Aeropuerto Internacional La Aurora.
El exvicepresidente de Portillo Cabrera, Juan Francisco Reyes, quien al dejar el cargo purgó cárcel en Guatemala por un caso de corrupción, afirmó que las encuestas establecen que el exmandatario cuenta con 65 por ciento de “opinión favorable”.

Portillo Cabrera protagonizó un inédito juicio a un expresidente por corrupción y luego se convirtió en el primer exgobernante guatemalteco expulsado a Estados Unidos. El 24 de mayo de 2013 una Corte de Nueva York obtuvo la extradición de mandatario para juzgarlo bajo cargos de lavado de dinero por alrededor de 70 millones de dólares.

La condena de Portillo comenzó a correr en enero de 2010, el delito por el que fue condenado Portillo por aceptar sobornos del gobierno de Taiwán por un total de 2.5 millones de dólares, a fin de mantener la relación diplomática de Guatemala con el país asiático.