Medidas de seguridad en el Super Bowl

Qué medidas de seguridad tendrá el Super Bowl

Con fuertes medidas de seguridad, la fiesta del Súper Tazón 49 comenzó hoy en el estadio de la Universidad de Phoenix en medio de música, bailes, comida y juegos para los aficionados.

Desde antes del mediodía empezaron a llegar los más de 70 mil aficionados que se espera abarroten el imponente estadio, con largas filas de vehículos en las carreteras aledañas y varios cordones con vallas de seguridad y retenes de revisión.

En el patio frontal del estadio, una banda de música y una veintena de bailarinas amenizan la llegada de los visitantes al Super Bowl. Una serie de carpas con comida, recuerdos y exhibiciones complementan la bienvenida a los aficionados.

“!Halcones!” grita un aficionado que viajó desde el estado de Washington para asistir al Super Bowl, conforme se enfunda en una bandera de los Halcones Marinos de Seattle. Su cabellera muestra los colores emblemáticos de gris, verde y azul.

Miles de agentes de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE), así como el Departamento de Seguridad de Arizona y de las agencias policiales de las ciudades de Phoenix y Glendale custodian el juego y eventos paralelos.

Las medidas de cuidado incluyen un sofisticado sistema de escaneo de objetos y personas, además de que se ha establecido un perímetro de seguridad alrededor del estadio, consistente en barreras vehiculares y retenes habilitadas por miembros de equipos tácticos.

Entre los equipos desplegados figuran dos modernas máquinas de escáner electrónico “Eagle-60” que tienen la capacidad de detectar artefactos explosivos en paquetes o autos.

El Súper Tazón fue designado como el evento mayor de seguridad nacional serie 1, por lo que es elegible para recibir apoyo federal.

Los aficionados del Super Bowl, no pueden entrar con alcohol, animales, banderas, pelotas, bebidas, cámaras de vídeo ni ningún contenedor como latas de aerosol, hieleras o botellas de cualquier tipo, comida, cohetes, discos y luces láser.

También quedaron prohibidas las bolsas superiores a los 10 por 15 centímetros, petacas, mochilas, estuches para binoculares o cámaras, o cojines acolchonados para los asientos.

Para mejor cuidado sólo se permitieron bolsas plásticas de vinil transparentes, así como un contenedor sellado con capacidad no mayor a un galón (3.58 litros). Las únicas excepciones serán contenedores relacionados con tratamientos médicos, previa inspección.