México refrenda su compromiso contra armas nucleares

Refrenda México compromiso contra armas nucleares

A 48 años de su promulgación, el Tratado de Tlatelolco, que prohibió las armas nucleares en los países de América Latina y el Caribe, sigue tendiendo gran vigencia y valor para México pues las causas que dieron pie a este instrumento internacional siguen vigentes.

Así lo consideró María Antonieta Jáquez Huacuja, directora general adjunta para la Asamblea General y Desarme de la cancillería quien participó en representación del secretario de Relaciones Exteriores, José Antonio Meade en la ceremonia por el 48 aniversario del Tratado de Tlatelolco celebrada este sábado en la Plaza de las Tres Culturas.

“La preocupación que llevó a los países de América Latina y El Caribe a establecer la primera zona libre de armas nucleares –una zona densamente poblada- sigue más vigente que nunca”, aseveró ante embajadores latinoamericanos y la directiva del Organismo para la Prescripción de las Armas Nucleares en América Latina (Opanal).

La funcionaria de la cancillería recordó que actualmente en el mundo existen más de 16 mil armas nucleares en alta alerta operativa, es decir, que pueden detonar ya sea intencional o accidentalmente con resultados devastadores.

La única garantía para que las armas nucleares no causen daño, afirmó, es prohibiéndolas y destruyéndolas completamente, “estas armas no pueden ser legales, no pueden ser consideradas como legítimas para garantizar la seguridad y la paz”, dijo en referencia a los argumentos de algunos de los países que poseen dicho armamento.

Recordó que en la pasada conferencia sobre la materia realizada en Nayarit, México hace un año, expertos de todo el mundo concluyeron que los efectos de una explosión nuclear en la actualidad serían peores que los de Hiroshima y Nagasaki, pues las ciudades están más pobladas actualmente entre otros factores.

“El Tratado de Tlalteloco tiene un valor especial que a veces se ha perdido en la historia, porque fue el primer tratado donde se prohibieron las armas nucleares, ojalá que haya un tratado que las prohíba a nivel global, y en esto los países de América Latina y el Caribe siguen siendo punta de lanza”, afirmó.

En la ceremonia participaron el secretario general y presidente del consejo de la Opanal, Luiz Filipe de Macedo Soares y Patricio López Araujo, respectivamente, así como funcionarios de la delegación Cuauhtémoc.