Prueban cámaras corporales en frontera México-EEUU

Border

Después de varios abusos por parte de la policía estadunidense hacia las personas que cruzan la frontera de manera ilegal, el gobierno de ese país probará instalar cámaras corporales para tratar de evitar más anomalías.

La subjefa de la Patrulla Fronteriza Donna Twyford dijo que aproximadamente una treintena de cámaras están siendo usadas por agentes voluntariamente por un período de pruebas de 90 días en localidades en Nuevo México, Texas, Florida, Michigan y el estado de Washington.

Twyford dijo que las pruebas ayudarán a la Policía de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) a determinar si las cámaras pueden ser usadas en el terreno.

Las autoridades probaron previamente las cámaras en las academias que entrenan a los agentes fronterizos.

La agencia encargada de vigilar las fronteras y los puertos marítimos y aéreos del país anunció el plan para probar las cámaras luego de recibir quejas de uso de fuerza excesiva.

Tras la prueba, el grupo de trabajo analizará asuntos legales, de privacidad y otros, dijo Twyford. Las cámaras pueden ser montadas en la cabeza o el pecho, y pueden grabar por entre cuatro y seis horas, agregó.

Las pruebas comenzaron en enero. Entre los sitios de pruebas están un punto de cruce en Texas y una estación de la patrulla fronteriza en Santa Teresa, Nuevo México.

Benjamine Huffman, subjefe del sector de la Patrulla Fronteriza en el sector de El Paso, dijo que las cámaras dan a los agentes una oportunidad de mostrar el buen trabajo que realizan y “permitirán al público estadounidense mirar sobre nuestros hombros mientras trabajamos”.

La agencia ha estado discutiendo el uso de cámaras con los gremios. Funcionarios gremiales han expresado preocupaciones de que sean usadas en busca de infracciones de carácter administrativo.

“Tenemos preocupaciones sobre cómo serán usadas”, dijo Shawn Moran, un portavoz del gremio de agentes de la Patrulla Fronteriza. “Pensamos además que no han realizado pruebas adecuadas”.

El año pasado, el nuevo jefe de asuntos internos de la CBP Mark Morgan dijo que una revisión inicial de casos que involucraban uso excesivo de fuerza y supuesta mala conducta por agentes e inspectores desde el 2009 encontró 155 que merecían más investigación.

La Unión Americana de Libertades Civiles acogió con beneplácito el uso de las cámaras. Vicki Gaubeca, directora de la ACLU del Centro Regional para Derechos Fronterizos de Nuevo México, dijo que “ayudarán a proteger a las víctimas de abuso, y si se usan apropiadamente, estas cámaras ayudarán a garantizar que la interacción de la CBP con los miembros de la comunidad es justa y apegada a la ley”.