5 recomendaciones para cuidar tu reloj en la playa

Los expertos relojeros recomiendan lavarlo en agua dulce, secarlo, limpiarlo con paño suave, aleja las correas del calor, revisa la pila y checa el movimiento de tu accesorio que completa tu outfit de verano.

Te has metido a la alberca o al mar con tu reloj y ya no sirve, todas las personas que han utilizado un reloj se han encontrado alguna vez con la disyuntiva de saber si es contra agua o no.

Te damos 5 consejos para para cuidar tu reloj en la playa estas vacaciones.

El cuidado de tu reloj no debe ser algo que se pase por alto, nuestros relojeros expertos te dan las mejores recomendaciones para alargar la vida de tu reloj:

  1. Lavarlo en agua dulce y secarlo inmediatamente.

Si tu reloj lo mojas con agua de mar o en la alberca, será mejor que busques agua dulce para que lo laves y seques de inmediatamente.

  1. Los relojes se deben limpiar con un paño seco y suave.

Si estás en la playa y no te quitaste tu reloj, es importante limpiarlo con el trapo de algodón sumergido en agua dulce, ya que el agua salada pica el acero. O bien, para que tu reloj no se manche, se recomienda limpiarlo con un paño de algodón, esto debido a que el sudor genera ácido úrico que provoca que se manche.

  1. Aleja las correas de fuentes de calor y lávalas de vez en cuando.

Las correas pueden ser frágiles y perecederas, en el caso de las correas metálicas, éstas son más duraderas, sólo intenta alejarlas de fuentes de calor y lavarlas de vez en cuando.

Y si la correa es de piel y usas diario tu reloj, la correa tiene una duración aproximada de 1 año, así que será un elemento que tendrás que cambiar a menudo.

  1. Checa que la pila de tu reloj trabaje correctamente.

¿De qué sirve un reloj sin pila? Cierto, de nada. Es importante cambiar la pila antes de que mueran o se desgaste, ya que una pila gastada puede dañar el movimiento del reloj si no se cambia a tiempo. Recuerda que la duración de una pila es de casi 3 años. 

  1. Revisa el movimiento de tu reloj.

El movimiento es clave en la vida de un reloj. Hay que limpiarlo periódicamente ya que los aceites se secan y generan roces que afectan a la precisión del mismo. Te aconsejamos revisar el movimiento de tu reloj cuando hagas el cambio de pila.

Ahora sí estás listo para viajar a la playa y disfrutar de tus vacaciones. No olvides guardarlo en su caja original ya que su cubierta duradera y el cojinete logran que el reloj se encuentre libre de cualquier golpe o que se dañe la correa. ¡Disfruta tu descanso!