Timex y SilMach inventan el primer movimiento de la tecnología MEMS

El nuevo movimiento PowerMEMS reemplaza la tecnología magnética de 40 años de antigüedad.

Timex se ha asociado con SilMach, empresa pionera francesa en Microsistemas electromecánicos (MEMS), para crear el primer movimiento de reloj con tecnología MEMS.

Los motores MEMS de las cajas de los relojes, y los movimientos MEMS creados conjuntamente, son los primeros en utilizar este tipo de nano tecnología, gracias a la solución patentada de PowerMEMS de Silmach. La alianza incluye, junto con SilMach y Fralsen (Planta de fabricación de piezas de movimiento de Timex), el cluster micromecánico francés de Besançon.

Combinando los 160 años de experiencia de Timex en relojería con las habilidades pioneras de SilMach, esta alianza está destinada a revolucionar la industria relojera.

Timex espera lanzar su primer movimiento de reloj con tecnología MEMS dentro de su colección 2019.

El disruptivo movimiento PowerMEMS

El nuevo movimiento PowerMEMS reemplaza la tecnología magnética de 40 años de antigüedad que actualmente alimenta todos los relojes analógicos de cuarzo existentes y la alta eficiencia energética de silicio de propiedad eléctrico-mecánica.

Al invertir el uso tradicional de MEMS pasivo para traducir una señal eléctrica en un movimiento micromecánico, los motores PowerMEMS están en una posición única para reemplazar los motores Lavet basados en imanes, usados en relojes analógicos, relojes conectados y proporcionan innumerables nuevas aplicaciones emocionantes.

El movimiento basado en PowerMEMS es disruptivo porque crea infinitas posibilidades en diseño y función; un revolucionario modelo para una industria actualmente limitada por las restricciones físicas del motor de Lavet tradicional.

PowerMEMS proporciona una transmisión directa y una motorización orientada que es compatible con la tecnología de montaje en superficie (SMT) utilizada para rellenar las placas de circuito impreso (PCB).

Este nuevo diseño introducirá a la industria de relojería en tecnologías nano de vanguardia con mayor eficiencia, lo que permite una vida útil más larga de la batería y la utilización de menos componentes, creando menos complejidad, produciendo una calidad superior, menores costos y un movimiento más pequeño permitiendo diseños de reloj mucho más creativos y flexibles.

Esta tecnología también tiene un tremendo potencial fuera de la industria relojera en mercados como objetos inteligentes, instrumentación médica y científica.